Turismo sobre los techos de Jerusalén

Una de las cosas que más llamó mi atención de esta ciudad al pasear por el centro antiguo, fue la infinidad de niveles que tiene, para llegar de un lado a otro es necesario subir y bajar escaleras, atravesar patios internos y pasillo angostos.

Nuestro guía en Jerusalén: Abby
Nuestro guía en Jerusalén: Abby

Sin embargo creo que lo que más me maravilló, fue el paseo que nos dio nuestro guía “Abby” por los techos de Jerusalén; no sólo es posible andar por callejuelas llenas de historia y misterio cargadas de una mezcla cultural casi infinita, sino que en los casos en los que la modernidad no lo impide (algunas personas han cerrado con rejas sus azoteas) es posible andar y ver la ciudad sobre las casas y andar de techo en techo como gatos en la noche.

Abby cuenta que en una época, era posible caminar por encima de Jerusalén sin usar las calles y andar mucho más rápido.

Para mi la experiencia fue la de estar en un lugar donde emana la historia a través de las rendijas y callejuelas desde las capas más subterráneas  y ocultas debajo de la ciudad, pasando por capas de conquista, destrucción, reconstrucción y adoración, hasta finalmente estar en este lugar más cerca del cielo donde se ven las luces de una Jerusalén que palpita a la velocidad de una ciudad moderna con un corazón de miles de años.

Para los que les gusta el turismo arquitectónico no deben dejar pasar la oportunidad de visitar los techos y terrazas de esta ciudad, lo más recomendable es contar con un guía o simplemente aventurarse a caminar; la mayoría son de libre acceso pero no están señalizados como lugares turísticos y en mi caso creo que ese es el encanto de este paseo en el que no se está rodeando de miles de turistas.

Si tienes tu propia experiencia sobre  Jerusalén o algún lugar no muy conocido turísticamente y deseas compartirlo, por favor déjanos tus comentarios en el formulario al final del post.

Artículos Relacionados:

Comentarios

comentarios

Deja un comentario